Medicina manual

0

Cuando se presenta una lesión, y tras un examen previo de la misma, la primera opción es usar técnicas de manipulación directa con el fin de descongestionar la zona dañada, de calentarla o de estimular su recuperación. Existen diversas herramientas y técnicas que pueden utilizarse para ello:

  • Masoterapia china, incluyéndose aquí las técnicas de masaje y las técnicas de recolocación de huesos.
  • Acupuntura, con o sin agujas, utilizando solamente los dedos para presionar en determinas situaciones (digitopuntura o digitopresión).
  • Moxibustión, cuyo objetivo es el uso de determinadas sustancias naturales para generar calor sobre la zona dañada.
  • Ventosas, cuya función es la dispersión o drenaje de líquidos acumulados en determinados puntos.
  • Raspado, para eliminar la acumulación de toxinas y favorecer la nutrición del tejido dañado.

0

Normalmente las técnicas manuales no suelen utilizarse de forma aislada y suelen ir acompañadas del uso de remedios herbales, tanto a nivel interno como externo, para obtener una mejor y más rápida recuperación. También se incluyen en esta categoría los métodos de reanimación tradicionales utilizados ante síncopes e incluso ahogamientos.

Comentarios cerrados.